Buscar este blog

Cargando...

Cine ruso Contemporaneo: Elena

Este largometraje ganó un premio en el Festival de Cannes de 2011.

El realizador ruso Andréi Zvyagintsev habló con EL TIEMPO de Elena, la cinta que ofrece un retrato dramático de una familia que pende de un hilo y de una mujer que lucha por evitar su desintegración.
Esta producción, que se estrena este viernes en Colombia, recibió el premio especial del Jurado en la sección Una Cierta Mirada, del Festival de Cannes, en el 2011, y proyectó la carrera de la actriz Nadezhda Markina, quien en la trama tiene que elegir entre estar con su esposo adinerado o lidiar con un hijo alcohólico.
“Mis últimas tres películas se centran en familias rotas, pero más que eso se trata de una mirada al cambio de esa estructura y a las preguntas que surgen cuando hablamos de una familia contemporánea”, cuenta Zvyagintsev, al tratar de contextualizar el dolor, la lucha constante y la fuerza de la cinta.
En ese sentido, Elena ofrece también un panorama de lo que está pasando en Rusia: el impacto económico, las consecuencias de un acelerado ritmo de vida consumista y la falta de oportunidades que sufren algunos grupos sociales.
“Estamos en un mundo individualista y de avaricia. Un mundo en el que, como en la película, el amor aparece como un destello o un contrato”, asegura el director, exponiendo el marco ideológico de su filme.
Por eso, Elena cumple con su labor de esposa, madre y dueña del hogar en el que cada uno parece ir por un lado diferente.
“Eso pone de manifiesto una relación en la que todo es falso y donde a menudo se refieren al amor de manera confusa”, reflexiona Zvyagintsev, quien además de dirigir escribió el guion junto a Oleg Negin.
“Trabajamos en un tiempo récord de 8 a 10 días para armar la estructura de la trama”, dice el director.
En contraste, el filme ofrece un ritmo pausado, frío, evocador y brutal de la vida de una mujer atrapada en su cotidianidad, una Nadezhda Markina que logra retratar el dolor y el cansancio de una generación.
“Tiene esos elementos de nobleza, delicadeza y dignidad que exigía el personaje”, complementa Zvyagintsev, considerado como uno de los ejemplos más claros del cine de autor en un país que, según su propia opinión, no está pasando por su mejor momento.
“El cine de autor pasa por tiempos difíciles, la crisis ha llevado a lastimar la calidad artística en aras de propuestas más sencillas y de mejor alcance económico”, finaliza.

Ver Elena Online

Entradas populares